LA PORCICULTURA Y EL MEDIO AMBIENTE


 

La industria porcícola en México es una actividad dinámica y pujante que en el año 2020 ocupó el 8° lugar en producción de carne de cerdo, superando 1.6 millones de toneladas, el 5° lugar en exportaciones con 262,000 t. y el 3° en importaciones con 870,000 t. Actualmente el hato de vientres se contabiliza en 875,000 cabezas. *Opormex con datos de USDA.

Este sector trabaja por generar alimentos de calidad para los mexicanos, creando fuentes de empleo, riqueza y bienestar para porcicultores e integrantes de la cadena alimenticia.

Sin embargo, de este liderazgo resulta también la generación de residuos que pueden provocar daños al medio ambiente si no son manejados de forma correcta.

Por mencionar algunos: 

  • Una explotación porcina genera sedimentos sólidos y líquidos (cerdaza).

  • Cadáveres.

  • Placentas.

  • Material punzocortante.

  • Envases de medicamentos y basura común.

  • Sin mencionar los Gases de Efecto Invernadero (GEI).

El mal manejo de estos elementos ocasiona contaminación a los mantos freáticos, daños a la atmósfera, malestar para los animales, trabajadores y vecinos.

La cerdaza, por ejemplo, es un subproducto rico en nutrientes útiles para el suelo agrícola que aporta grandes cantidades de nitrógeno (N) y fósforo (P), pero deben ser cuantificados y utilizados en las dosis que el cultivo y el suelo requieren para lograr la disminución del gasto en abono, y dar valor agregado por el uso de componentes orgánicos.

Todos estos elementos pueden ser tratados adecuadamente y reducir notablemente los impactos al medio ambiente, por lo tanto, es nuestro interés establecer contacto a través de esta sección para dar a conocer la normatividad ambiental que se aplica al sector, además de los sistemas que comprueben que se da cumplimiento a los lineamientos correspondientes.

Debemos estar al tanto de todos los trámites que se tienen que realizar para tener permanecía en los diferentes lugares donde se encuentran nuestras explotaciones, y así implementar los mecanismos para realizarlos.

También conoceremos la normatividad federal que nos rige, y estableceremos un vínculo con la autoridad para impulsar a nuestros agremiados a cumplirla con el objetivo de cuidar el medio ambiente, buscando que los gastos derivados, sean incluidos en los costos de producción y así ofrecer a las nuevas generaciones una industria sustentable y comprometida.

Fomentaremos las buenas prácticas en beneficio de los trabajadores en la granja y de nuestros animales, para que gocen de un entorno saludable.

Por este canal informaremos sobre los avances en materia de regulación, y de nuestra participación como sector productivo, buscando siempre que las medidas sean las adecuadas para el manejo de los residuos de origen orgánico.

Consultaremos con expertos en tópicos ambientales y daremos a conocer sistemas de tratamiento viables para nuestra industria.

En la Opormex nos encargaremos de contactar con las universidades para establecer convenios de colaboración en materia de investigación en temas de sustentabilidad, el propósito, lograr reducir el impacto negativo que produce nuestro sector, por medio del manejo responsable de los residuos.

Impulsaremos la certificación de granjas limpias, con los apoyos que esta acción conlleva, para quienes cuiden el ambiente y cumplan con la normatividad vigente.

Por lo anterior, comunicamos que a partir del día de hoy iniciamos con la sección “GESTIÓN AMBIENTAL”, la cual mantendremos actualizada con información útil e interesante.

 

ING. JOSÉ LUIS TAMEZ TAMEZ
VICEPRESIDENTE DE GESTIÓN AMBIENTAL
OPORMEX