España buscará retomar exportaciones con mercados asiáticos, luego de que China recupere su perfil productor

Fuente: Porcicultura.com 01 Septiembre, 2021

En el organismo porcicultor español Anprogapor, expusieron que la recuperación de la porcicultura en China ha supuesto una caída en los precios, por lo que ya es difícil mantenerse competitivos en ese mercado.

Desde la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino (Anprogapor) en España, advirtieron que la caída en las importaciones de carne de cerdo por parte de China, es un indicador de que la industria porcina debe de volver a poner atención en otros mercados para mantenerse competitivos.


Miguel Ángel Higuera, director del organismo, explicó que la recuperación de la producción cárnica en el país asiático, después de los brotes de Fiebre Porcina Africana (FPA), era algo previsible, sin embargo, no se esperaba que llegara tan pronto.


De acuerdo con el gobierno chino, hasta junio, la población total de cerdos en ese país cifró 439 millones de animales, lo que representa un alza de 99.4% respecto a los niveles de 2017, antes de que la enfermedad llegara a su territorio.


El dirigente de Anprogapor expuso que esto ha derivado en que el precio de los cárnicos porcinos en China actualmente presente una tendencia a la baja, factor que abona a una pérdida de competitividad para su sector. 


En entrevista para EFEAgro, recordó que cuando se empezó a atender este mercado asiático para ser capaces de cumplir con la alta demanda, se dejaron de lado otros destinos como Corea del Sur, Japón, Singapur, Filipinas o Vietnam, los cuales ahora se deben de retomar para diversificar sus envíos.


Sin embargo, Miguel Ángel Higuera aseveró que esto no supondrá un trabajo sencillo, ya que durante estos años, en dichas regiones se lograron establecer otros proveedores importantes de carne de cerdo.


Concluyó que para ser capaces de aprovechar estas oportunidades comerciales, es prioritario mantener fortalecidas las medidas de prevención contra la FPA, ya que si bien su porcicultura se encuentra libre, el virus continúa moviéndose hacia diferentes zonas geográficas en Europa.